Jesús Terrés, el Maestro del Hedonismo - BeCooltural

17 Sep 2019 | 20:00h

Después de este parón tan largo… la emoción de volver ha sido inmensa. Disfrutar de una charla con el periodista Jesús Terrés (@nadaimporta) en un espacio tan espectacular como el Only YOU Atocha, y volver a veros las cara, ha sido algo que nos ha devuelto toda la ilusión que teníamos “en pause”.

Para los que nos acompañasteis ese día, millones de gracias, y para los que no pudisteis venir, aquí os dejamos diez cosas que aprendimos con Jesús Terrés en Cooltural Plans: 

  1. Que su nombre (y leitmotiv) Nada Importa viene del haiku japonés Sonríe porque nada importa nada. “Parece muy nihilista pero no, es como el memento mori. Y me gustó ese doble juego. Hay que celebrar, hay que vivir, hay que beber”. 
  1. Que entre los pequeños grandes placeres de su vida está tener tiempo para sí mismo. “Madrugo de forma indecente porque necesito una hora cada día para leer la prensa. Muelo el café, los gatos dan vueltas a mí alrededor, enciendo una vela y leo a Antonio Lucas, a Manuel Jabois, a Manuel Vicent. Podría dormir 45 minutos más y apurar, pero no quiero guardarme un artículo interesante para… nunca. Es una elección. Ese rato es un placer. Es la diferencia entre sobrevivir y vivir”. 

  1. Que no vive Instagram como una esclavitud. “Soy muy disfrutón de las redes y aprendo un montón, he conocido a mucha gente interesante en ellas. Hay un tufillo ahora mismo contra las redes ¡pues deja de seguir a quien haga bronca! Yo comparto lo que me gusta y elijo quedarme con lo bueno. Piénsalo: sigues a un escritor que te gusta… Milena Busquets, que para mí es como Dostoiveski:¡, le escribes y te contesta. Es alucinante. Me quedo con eso”.

  1. Que detesta la palabra canalla -asociada a otra etapa de su vida- y que está en una edad en la que hace “una reivindicación consciente de lo cursi. A veces hay hombres que me lo tiran como algo malo, me dicen tú antes molabas, pero ahora llevas ese rollo cursi con Laura… Yo estoy muy orgulloso de mi hashtag cursi”.

  1. Que, por cierto, Laura y él no se ponen de acuerdo sobre cuál fue su primera cita. Lo que está claro es que la elección del restaurante, A Barra, fue infalible. 

  1. Que a la hora de leer es muy egoísta. “Antes tenía una lista de libros que hay que leer. Ahora combino lectura digital con todo el libro físico que puedo comprar. Así que me descargo fragmentos. Me da igual que esté en Babelia como el mejor libro del año, si el fragmento no me pone, lo abandono. Además, depende mucho del momento. Milena me llegó en el momento justo, me rompió y me emocionó. Para mi educación sentimental es muy importante también Manuel Vicent. Como no soy nostálgico, y me gusta quedarme con lo último, ahora estoy con Yo adicto, de Javier Giner, que me está doliendo y emocionando”.

  1. Que hay placeres inmediatos, como Taylor Swift, y hay placeres que requieren esfuerzo y dejan poso. “Hace poco volví a ver Gertrud, de Dreyer, una película fundamental en mi vida, pero que cuesta. Y la disfruté muchísimo porque me lleva a lugares a los que no puede llegar un placer inmediato, que se queda en la piel. Para que penetre hacen falta otros códigos, otro engranaje artístico. Con el whisky me pasó. Lo empecé a apreciar hace dos años. Me daba asco, pero fui a las Highlands, conocí el proceso, y de repente capté un hilo que no había pillado. Pasa con el cine, con la música, con el vino. Requiere una predisposición de tempo y de reflexión por tu parte. Este verano disfruté viendo The White Lotus en HBO, pero no me va a llevar adonde me lleva Dublineses de John Huston. Me gusta oscilar entre Taylor Swift y James Joyce. En mi vida hay espacio para los dos”.

  1. 8. Que si hablamos de postureo, se nos ha ido la pinza con la gastronomía, los vinos, con todo. “Somos unos pedantes. Aunque creo que estamos saliendo de una década en la que hemos sido muy plastas – y yo mismo hago autocrítica-. En algún momento olvidamos que íbamos a un restaurante a comer, a ser felices. Se lo digo a amigos a los que quiero mucho, como Quique Dacosta: Esto no va de ti: va de mí y de Laura. Es verdad, me dice, va de vosotros”.

  1.  Que ahora que llega el otoño, y es tiempo de comer caza, en Madrid podemos elegir “entre esos dos partidos políticos, que parece que o eres tasquista o sachista: de Juanjo de La Tasquita de Enfrente o de Sacha”… Para arrancar este curso, recomienda también el mexicano Barracuda de Roberto Ruiz -”muy divertido, mucha margarita”; la novela de Belén Gopegui, Existiríamos el mar (Literatura Random House) y la serie The North Water, la historia real de un barco ballenero, con Colin Farrell, en Movistar. ¿Y un bar? Hay que volver siempre a Del Diego. 

  1. Y que antes de morir deberíamos ir al hotel Juvet, en Valldal (Noruega) donde se grabó la película Ex Machina, de Álex Garland. “Fue una sorpresa de Laura, es un sitio al que nunca hubiese ido porque siempre me puede el gastrónomo -¡si no hay ningún 3 estrellas, si desayunan arenques!, pero fue fascinante”.

    Si os habéis quedado con ganas de más, estáis a tiempo de comprar su libro. Que va ya por la 6º edición.

Gracias Jesús, Only YOU Atocha y Bodegas Trespiedras por haber hecho de este primer reencuentro, algo inolvidable.

Nos vemos pronto…

Comparte este evento:

Visita nuestra galería de fotos y vídeos y entérate de todo lo que hemos hecho

VER PRÓXIMO EVENTO     VER EVENTOS ANTERIORES


Hazte ya con tu tarjeta Cooltural o regálasela a quien tu quieras

LEER MÁS